Trucos de los que quieren dejar de contar ovejas

Si eres de las personas a las que  les cuesta  dormir, seguramente ya habrás elaborado tus propios trucos para escapar del insomnio y dormir bien. ¡Algunos hasta podrían escribir una novela!

En este post vamos a contarte algunas de las maneras de enfrentarse al insomnio que gente como tú nos comentado. Una especie de buscador de remedios para el sueño, consejos para dormir mejor de todos aquellos que quieren olvidarse  de las  ganas de lanzar el despertador por la ventana después de una de esas noches difíciles. Porque además de seguir las normas de higiene del sueño, hay más cosas que podemos hacer para dejar de contar ovejas!

Por ejemplo, Ana nos cuenta  algo bastante habitual:  cada vez que algo le preocupa,  como un examen, un problema familiar, o simplemente, cuando le supera el estrés del día a día,  tiene tendencia a darle demasiadas vueltas a la cabeza, lo que ocasionalmente le impide dormir bien. Tarda mucho tiempo en quedarse dormida: aunque parezca que está quietecita en su cama, en su cabeza se está corriendo una maratón. Para intentar quedarse por fin dormida, Ana recurre a estrategias como “contarme un cuento a mí misma para pensar en cosas diferentes” o “Leer y alejar el despertador para no  oír el tic tac y mirarlo cada dos por tres”

Estos remedios caseros para el insomnio que Ana comenta tienen un punto en común: tratan de desviar la atención sobre el hecho que le preocupa y no le deja dormir. Estos truquillos pueden ser bastante útiles, siempre que no nos obsesionemos con ello. Corremos el riesgo de que, con el plan de buscar otra cosa en la que pensar, nos agobiemos por no poder evitar la recaída en el tema que inicialmente nos preocupaba. Vamos, que podemos  acabar poniéndonos  nerviosos por no querer estar nerviosos, lo que, aunque parezca un chiste de los  Cruz y Raya, es perfectamente posible.

Una cosa que hace bien Ana es alejar el despertador de su vista (y de su oído). De hecho, conviene no tener  demasiado cerca ningún objeto o aparato que asociemos a la actividad diaria. No caigas en el Síndrome de Estocolmo: el teléfono móvil o la tablet pueden pasar unas horas sin nosotros: demosles su merecido descanso, para conseguir más fácilmente el nuestro.

¿Quieres dormir mejor? No dudes en seguir estos consejos de cara a conseguir un buen descanso. Te ayudarán a mejorar tus hábitos de sueño para conseguir dormir mejor poco a poco.  Sin embargo, si  en ocasiones tienes problemas para conciliar el sueño y descansar mejor, también tienes la opción de preguntar en tu farmacia por remedios contra el insomnio o  pastillas para dormir que te ayuden  a descansar cuando lo necesites. En la actualidad existen diversos tipos de  pastillas para dormir, algunas que incluyen elementos 100% naturales  y/o plantas y  que se venden sin necesidad de receta médica. ¡Infórmate!

¿Y tú. . . nos dices cómo duermes?