La nana de los influencers. ASMR para dormir

Una cámara, un micrófono y cualquier elemento de la vida cotidiana. Es lo que necesitan los youtubers de ASMR para hacer que millones de usuarios se relajen, e incluso consigan conciliar el sueño.

Seguramente te hayas topado alguna vez con uno de estos contenidos tan de moda en las redes sociales. Suelen consistir en una persona frente a un micrófono que capta y amplifica sonidos relajantes cotidianos. El youtuber suele combinar susurros con chasquidos de dedos, tacto de diferentes materiales y texturas… En los vídeos de ASMR cabe el sonido de casi cualquier cosa.

En una sociedad sobreestimulada en la que cada vez encontramos más dificultades para conciliar el sueño, los vídeos con sonidos ASMR para dormir llegan a tener decenas de millones de visualizaciones. Si tantas personas los siguen será porque son efectivos, ¿no? 

En este artículo, te contamos qué es el ASMR y analizamos si puede ayudar con eficacia a combatir problemas de sueño.

 

¿Qué es el ASMR para dormir?

 

Las siglas ASMR se corresponden con Autonomous Sensory Meridian Response, o lo que es lo mismo, respuesta sensorial meridiana autónoma. Según la Universidad de Winnipeg, se trata de una “condición perceptiva en la que la presentación de determinados estímulos audio-visuales desencadena una sensación de hormigueo placentero en la zona del cuello y la cabeza, que se puede extender a otras partes del cuerpo”.

 

Las personas que lo sienten lo describen como una sensación de euforia tras la cual, se sienten más relajados y de mejor humor. Este efecto relajante explica que muchas personas encuentren eficaces los sonidos de ASMR para dormir.

Esta sensación, también llamada orgasmo cerebral, no es igual en todo el mundo. Hay personas que la experimentan con mayor intensidad que otras. De hecho, según un estudio publicado en la revista Psychiatry and Neurology, podría estar muy relacionado con la sinestesia.

 

¿Por qué los sonidos de ASMR pueden servir para dormir?

A día de hoy no existen investigaciones científicas que aseguren la eficacia del ASMR para la conciliación del sueño, pero sí hay estudios que dan explicaciones al éxito de esta técnica para dormir. 

 

Los vídeos de ASMR funcionan como otros tratamientos para el comportamiento, como la relajación progresiva, las imágenes guiadas o la meditación . Son estímulos que secuestran el foco de atención en las personas. Consiguen que “apaguemos nuestro cerebro”, porque dejamos de prestar atención a nuestro alrededor y nos concentramos solo en su contenido. Y este es uno de los mejores trucos para dormir rápido. 

Además, el efecto psicológico del sonido es muy potente. Los protagonistas de los vídeos de ASMR son sonidos relajantes, que funcionan como la música de relax o los ruidos blancos, y tienen la capacidad de “adentrarse” en nuestro cerebro y distraerlo de las preocupaciones del día. Los sonidos pueden ser una gran ayuda para la gestión de nuestras emociones, pues al escuchar ruidos melódicos, se activan varias de nuestras áreas cerebrales que responden ante estímulos emocionales. Así, el ASMR puede ser capaz de calmar las emociones que dificultan el sueño, como el nerviosismo, el estrés o la ansiedad.